PORTADA > PRENSA

Euskadi quiere la competencia para gestionar los permisos de trabajo de los inmigrantes

Diario Vasco: 11-07-2018

La negociación con el Gobierno central sobre esta materia es uno de los puntos estratégicos del nuevo plan vasco de inmigración.

La gestión de la inmigración se ha convertido en un aspecto prioritario para los gobiernos de toda Europa, también en Euskadi. El aumento paulatino de la población extranjera y el fenómeno de los migrantes que recalan, aunque sea de forma temporal, en los tres territorios vascos dentro de su ruta hacia otros países europeos ha dejado en evidencia la necesidad de actualizar los recursos y las políticas existentes, para poder dar una respuesta adecuada a la realidad actual. En esa dirección ha trabajado el Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco con la elaboración del "V Plan de Actuación en el Ámbito de la Ciudadanía, Interculturalidad e Inmigración 2018"2020", que fue presentado ayer por la consejera Beatriz Artolazabal.

Entre las líneas estratégicas que persigue el Ejecutivo se encuentra la creación de una mesa de trabajo que estudiará un marco legal «que permita llegar al máximo de las competencias autonómicas» en el ámbito de la inmigración. Más concretamente en lo que se refiere a los requisitos para el arraigo, los permisos de trabajo y de residencia, la reagrupación familiar y la competencia en la acogida.
PUBLICIDAD

inRead invented by Teads

La cifra
206.175
personas extranjeras viven actualmente en Euskadi y ya suponen el 9,4% del total de la población, según datos del Gobierno Vasco. En Gipuzkoa representan el 8,8% del total.
Esta mesa de trabajo, recoge el plan, tiene como objetivo «indagar cuáles son los límites y posibilidades del marco legal vigente» para que Euskadi pueda asumir, «bien subsidiariamente, bien por delegación o bien en su integridad», competencias que, hoy por hoy y por ley corresponden al Estado. Entre ellas, y prioritarias para el Gobierno Vasco, son las autorizaciones de permisos de trabajo y la gestión de la primera acogida de los migrantes que llegan a la comunidad.

La mesa estará liderada por una persona de la Dirección de Política Familiar y Diversidad y la compondrán juristas y expertos en políticas de inmigración y extranjería tanto del Gobierno Vasco como externos. Estos elaborarán el «marco competencial» a negociar con el Gobierno Central, donde se incluiría la petición de asumir la competencia «exclusiva» en materia de primera acogida de personas migrantes, incluidas las actuaciones sociosanitarias y de orientación correspondientes que estas precisen . Una medida que busca otorgar a Euskadi más margen de maniobra para gestionar su respuesta ante la llegada de extranjeros al territorio, en especial de aquellos que llegan en situación de desprotección, como los grupos de inmigrantes que han recalado en la CAV en las últimas semanas. Ayer mismo llegó a Bilbao un autobús procedente de Almería con 50 personas, tal y como confirmó la consejera Artolazabal.

Estos serán atendidos en el centro de emergencia para migrantes en tránsito habilitado en Bilbao, el primero en Euskadi, donde recibirán comida, aseo y alojamiento durante tres días. No obstante, el centro tiene capacidad para 48 personas. La consejera confirmó que en los próximos días se abrirá otro espacio con 40 plazas en Bizkaia, y Gipuzkoa decidirá esta semana la ubicación y la capacidad del centro que se activará próximamente en el territorio.

Permisos de trabajo
Otro de los aspectos clave que el Gobierno Vasco quiere negociar con el central es el de conseguir la competencia «ejecutiva» en materia de autorización de trabajo de las personas extranjeras cuya relación laboral se desarrolle en Euskadi. Una competencia que será ejercida «en necesaria coordinación con la que corresponde al Estado en materia de entrada y residencia» de extranjeros. En ese sentido Artolazabal afirmó que trabajarán para ver cuáles son las «mejores soluciones para poder integrar de forma real a estas personas en la sociedad», y destacó que ya ha trasladado al Gobierno español que «parte de la solución a este problema pasa porque las personas que llegan a Euskadi puedan trabajar».

El V Plan de Inmigración recoge asimismo la intención del Gobierno Vasco de «relanzar el Pacto Social por la Inmigración en Euskadi», bajo la fórmula de un pacto parlamentario interinstitucional, «para que el conjunto de las fuerzas políticas y sociales establezcan los límites y reglas del juego político en este ámbito». «Creemos que es fundamental el consenso y el pacto social en el ámbito de la inmigración para poder avanzar», defendió la consejera.

Artolazabal recordó que la inmigración es una realidad «global» y que la diversidad cultural «va a definir la sociedad vasca del futuro». «Las personas extranjeras son una oportunidad que este país tiene para seguir avanzando», señaló. En ese sentido recordó que la población inmigrante ya supone el 9,4% del total en Euskadi, con 206.175 personas, y que unos 10.000 inmigrantes llegan a la CAV anualmente de forma «normalizada».

Fuente

Volver a prensa hoy