PORTADA > PRENSA

Sociedad

Siria: 4 millones de niños y niñas solo conocen la guerra

El Periódico de Cataluña: 15-03-2019

Mireia Recasens

Este 15 de marzo se cumplen ocho años de la guerra de Siria, un conflicto que ya ha durado más que la Segunda Guerra Mundial y que ha provocado la huida de más de la mitad de su población. Actualmente hay 6,2 millones de personas desplazadas dentro del país y 5,6 millones de refugiados. La infancia es siempre el colectivo más vulnerable en un conflicto. En Siria, 4 millones de niños y niñas solo conocen la guerra. Lo único que han visto es violencia, violencia y más violencia. Muchos han tenido que huir de sus hogares, vivir en el terror y perder su derecho a la educación. ¿Cómo ve el mundo un niño o una niña que solo ha conocido la guerra? Este dibujo a gran escala de una niña siria, que desde Save the Children hemos llevado a Bruselas, refleja claramente el sufrimiento de la infancia en este conflicto. Los niños y niñas viven con un estrés tóxico, producido por la violencia y la inseguridad de la guerra. Esto tiene un efecto devastador en su bienestar ya que muchos tienen traumas psicológicos tras haber sido víctimas de la violencia o haberla presenciado. Los niños ven violencia a su alrededor, en todas partes, y ya la ven como algo normal. Acaban normalizando lo que no es normal. La situación en Siria es crítica y para la infancia lo es aún más. Más de la mitad de los niños y niñas viven en áreas sin acceso a los servicios básicos y a la ayuda humanitaria y más de 2 millones no asisten al colegio ya que un tercio de las escuelas estan ocupadas o utilizadas para fines militares. Niños y niñas que crecen sin la oportunidad de desarrollar todo su potencial porque la guerra les ha truncado la vida y les ha dejado sin nada. En un contexto así, la educación no solo es importante para el desarrollo de los niños, sino que, lo es también porque ofrece un resguardo muy importante y una sensación de estabilidad en un momento de caos. Además, ir a la escuela les ayuda a mitigar los efectos psicológicos de la guerra y les protege de las redes de trata y de ser reclutados por grupos armados. Sin acceso a la educación, estamos perdiendo a toda una generación de niños y niñas que no pueden aprender a leer ni a escribir. Siria es uno de los 10 países más peligrosos para los niños y niñas, según el informe de Save the Children No a la guerra contra la infancia. En países como Siria, Afganistán, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Irak, Mali, Nigeria, Somalia, Sudán del Sur y Yemen no hay ni presente ni futuro para la infancia. En todo el mundo, 420 millones de niños y niñas viven en zonas de guerra, la cifra más alta de los últimos 20 años. Sitios donde realmente se está librando una auténtica guerra contra la infancia. Durante tres días, Bruselas ha acogido la III Conferencia de la Unión Europea sobre el futuro de Siria y su región y por eso hemos querido recordar a los líderes europeos que no se olviden de la infancia y se comprometan a defender sus intereses. Necesitamos una respuesta centrada en la protección de los niños y niñas tanto dentro como fuera de Siria, una respuesta que priorice y aumente la inversión destinada a garantizar la recuperación de los niños afectados por el conflicto. Y, por supuesto, que apoye soluciones duraderas, incluyendo la reintegración social y el reasentamiento. Un futuro para la infancia y para un país donde aproximadamente 11,7 millones de personas necesitan actualmente ayuda humanitaria de forma urgente.

Fuente

Volver a prensa hoy